«del Libro La Magia de Pescar con Mosca»
 

  Nota corresp. a 11° edición[ Febrero ~ Marzo] « por Armando Maubre»   ::haga clíck para entrar al home::  

  El primer paso que dimos hacia la pesca con mosca fue seguramente el aprender a lanzar con nuestro equipo, educación que debe necesariamente ser realizada en vivo ya que ningún libro puede reemplazar a un instructor. Es por eso que en estas páginas no van a encontrar referencia alguna sobre cómo se lanza con el equipo de mosca (casting), o sobre "riles" y cañas, puesto que la elección del equipo es una cuestión personal, y tanto el instructor como los vendedores especializados pueden asistirlos en ese tema.
Después del aprendizaje y ya frente al río, nos hemos limitado a copiar a otros pescadores, y aparte de un "tirá allí" o "pone una Montana" son ésas todas las indicaciones que recibimos de otro para pescar. Para el principiante el "cast" es tan importante que piensa que si lanza bien va pescar con seguridad. Su preocupación por no olvidarse de tirar con la mano izquierda o que la línea no se caiga atrás y se enganche, es por largo tiempo todo que lo desvela, en lugar de pensar cómo debe ser pescada esa mosca que tenemos atada al final del líder. Por eso ante la pregunta general que muchos hacen
¿cómo se pesca con esto?,la respuesta que dan los expertos es ¿cómo se pesca qué… con esto?

1) Cómo se pesca con cada tipo de mosca.
2) Cómo se pesca con una mosca en un río.
3) Cómo se pesca en cada porción de río.
4) Cómo se pesca con una mosca en un lago.


Como advertimos la pregunta va a tener respuestas diferentes para cada una de las situaciones planteadas. Veamos entonces cómo se procede en cada una de ellas.
  « Más Información »



 



  CÓMO SE PESCA CON CADA TIPO DE MOSCA

Sabemos que la trucha toma a los insectos acuáticos con el menor esfuerzo posible y cuando están más indefensos.
Es decir cuando:

a) han sido arrancados por la corriente de su refugio.
b) tratan desesperadamente de alcanzar la superficie y producir su última metamorfosis.
c) flotan desvalidos por unos minutos hasta que se le secan las alas y pueden escapar a la "masacre".
d) las hembras vuelven al río a depositar sus huevos.
e) flotan ya inermes en el agua con sus alas extendidas.

Además, sabemos que si están disponibles no se salvan los insectos terrestres, los pececillos, las páncoras, los camaroncitos, los caracoles y todo lo que, con patas o no, contenga proteínas. Por eso es que básicamente los artificiales no sólo deben copiar a los naturales sino que deben "actuar" como ellos. A una mosca seca se la pesca dejándola flotar sobre la superficie del agua; a una ninfa o a una larva se la deja arrastrar por la corriente cerca del fondo o se la pesca apenas sumergida bajo la película. A una mosca mojada o a un emergente se los hace subir a la superficie, y a un "streamer" "nadar" a media agua.

El análisis final que podemos hacer sobre las formas de pescar con una mosca, nos indica que los términos mosca seca o mosca mojada definen perfectamente el modo de usarlas para atraer a un pez. Ya que resulta evidente que las alternativas disponibles no son más que dos: o la mosca pesca flotando en la superficie o bien lo hace dentro del agua, aunque más no sea atrapada en el film a milímetros de la superficie. Para decirlo en otras palabras, la pesca se hace visualmente, o a ciegas (tanteando). Sin embargo habría que cuestionar esta última expresión ya que hoy se utilizan varios artificios, que añadidos al líder, permiten detectar el pique visualmente. Son los llamados detectores de pique (strike indicators), elaborados con trozos de material flotante que desaparecen de la superficie cuando la mosca es detenida por algo. Desde el punto de vista de la propulsión, podemos también dividir la forma de pescar con una mosca en dos:

-La primera utiliza la propia corriente como un medio para mover la mosca (deriva).
- La segunda es la que se logra al recogerla nosotros mismos, con pequeños tirones de la mano izquierda.

La primera imita a un insecto (vivo o no) que es arrastrado por la corriente dentro o sobre la superficie del agua. La otra a un pececillo o un insecto que huye o nada de acuerdo a la velocidad con que es arrastrado por nuestros tirones.
 


::Fotos de Archivo
Wild-Rivers.com.ar ::




::Fotos de Archivo
Wild-Rivers.com.ar ::








"La Mosca Seca,es la mosca propiamente dicha, la de los "puristas", la que fascina tanto al "pescado" como al pescador".
 



  Mosca Seca

Es la mosca propiamente dicha, la de los "puristas", la que fascina tanto al "pescado" como al pescador. La de la pesca visual, la que al desaparecer de la superficie silenciosa o ruidosamente nos hace descargar toda la adrenalina acumulada en la ansiosa espera. La técnica consiste en usar una línea de flote y un líder largo de 3 o más metros. Para que no se hundan se engrasa todo: línea, líder y mosca. Y ya sea caminando por la orilla o vadeando por el río en forma silenciosa -para no ser descubiertos- trataremos de ubicarnos en un lugar desde donde se pueda presentar la mosca en forma natural y con precisión. Para éste tipo de pesca se vadea por lo general contracorriente.
La estrategia es lanzar a unos cincuenta centímetros aguas arriba del blanco elegido dejando que la corriente la lleve hacia él. Cuando la mosca comienza a ser arrastrada por el líder se la levanta y se prueba otra vez. En general el arrastre artificial de la mosca (drag) -producido por la línea y no por el agua-, perjudica la pesca. Todos los insectos acuáticos maduros y los terrestres se pescan de esta manera, excepto... -como no podía faltar- ciertos tricópteros cuyas hembras depositan los huevos ejecutando pequeños saltitos sobre el agua. En esa especie de danza frotan el abdomen contra el agua lo que las ayuda a expulsar los huevos. Para imitarlos, se utiliza la misma técnica, pero la estrategia radica en levantar y dejar caer la mosca sobre el agua repetidamente además de hacerla patinar sobre la superficie. La estela que deja (drag) resulta atractiva para los peces en estos casos. Otra técnica muy usada es la de dejar ahogar estas moscas, procurando imitar a aquellas otras que se zambullen para depositar los huevos en el fondo. Por lo general, a la mosca seca se la usa para pescar en los momentos en que se produce alguna eclosión. Sin embargo, si uno se dedica a pescar exclusivamente en los momentos en que ocurren las eclosiones, no necesita saber nada en especial ya que está lanzando la mosca a un pez que se delata a sí mismo. Pero si uno está explorando el agua a ciegas, necesita "pistas" para encontrar a las truchas cuando no se ven. En tales ocasiones conviene utilizar las "atractor".
Cuando se explora el río con la mosca seca, hay que tener en cuenta los siguientes factores:
a) velocidad del agua.
b) temperatura.
c) profundidad.


La velocidad es un factor fundamental, yo no usaría una mosca seca en aguas que corren más rápido de lo que podemos caminar -alrededor de un metro por segundo- de ser así es mejor probar en los remansos o las en partes lentas del río. La temperatura nos dice que es mejor pescar cuando el agua está en los 16°C que en los 10 o los 20°C, ya que el pez está más activo. Finalmente la profundidad indica que en aguas profundas lo más probable es que las truchas estén en el tercio inferior, y significa un gran gasto de energía subir a comer algo que puede ser un fraude. Las aguas profundas conviene entonces saltearlas y concentrarse en pescar aguas cuya altura esté comprendida entre la rodilla y el pecho del pescador. Un modo de discriminar lo aceptable de lo que no lo es.
 


::Fotos de Archivo
Wild-Rivers.com.ar ::










::
Fotos de Archivo
Wild-Rivers.com.ar ::
 


  Mosca Mojada

La pesca con una mosca mojada -maravillosa muestra de color y belleza- se basa en el tremendo atractivo que tiene para una trucha, el que un insecto pase frente a sus narices al elevarse para emerger. En realidad cualquier cosa que actúe de ese modo dispara su instinto predador. Estas moscas se pescan en esas aguas que no tienen una característica especial, pero son ideales para las medianamente rápidas y medianamente profundas. La técnica se basa en el uso de una línea de flote con líder largo si las aguas no son muy rápidas o líneas con la punta que se hunde y un líder corto (1 mt. o menos) si lo son. Por lo general se pesca vadeando a favor de la corriente. La estrategia empleada consiste en lanzar la mosca en cualquier dirección menos aguas arriba. Se la deja derivar por trechos cortos, haciendo correcciones para que profundice, hasta que al llegar a un lugar que nos parezca apropiado tensamos la línea y la mosca sube a la superficie. Ese es el momento en que se produce el pique y aunque no es visual, es por lo general violento y no hay necesidad de "clavar" pues se enganchan solas. Es una manera relajada de pescar, avanzando paso a paso y dejando que la mosca haga su trabajo al final de su recorrido. Ninfas y Larvas La aparición de estas moscas prácticamente arrebataron el título a la mosca seca, por su efectividad y porque se puede pescar sin tener que esperar una eclosión. Con ellas se podía explorar el río con excelentes resultados. La técnica consiste en usar la línea de flote y un líder largo en aguas no muy rápidas. A medida que la velocidad lo requiera, se agregan plomitos al líder o se usa una mosca lastrada para alcanzar la profundidad deseada. Pero en ciertas ocasiones este artificio no es suficiente para hundir las moscas, es entonces cuando se recurre a las líneas de flote cuyo extremo se hunde. Las hay de distintas velocidades de hundimiento -como para satisfacer todos los gustos-. Es conveniente, en estos casos utilizar un líder muy corto para que la mosca se mantenga cerca del fondo. La estrategia requiere lanzar la mosca ligeramente aguas arriba permitiendo que derive naturalmente por el fondo o cerca de él. Se corrige la línea (mend) para que la mosca profundice y evitar el nocivo arrastre. Cuando la mosca está a unos veinte grados en la dirección de la corriente aguas abajo de nosotros, tensamos la línea y la mosca sube a la superficie como si fuera un emergente. Por último se la recoge a los tirones como para seducir a algún indeciso, si es que el pique no se preodujo antes. En aguas de media a lenta velocidad se estila usar a la ninfa o a la pupa, casi como si fuera una mosca seca, a flote o apenas sumergida como colgando de la película. Para este caso se usa la misma estrategia y la misma técnica que con la mosca seca, excepto por el líder que sólo se engrasa hasta unos 20 cm. de la mosca.
 

"Se la deja derivar por trechos cortos, haciendo correcciones para que profundice, hasta que al llegar a un lugar que nos parezca apropiado tensamos la línea y la mosca sube a la superficie".
















"Es una manera relajada de pescar, avanzando paso a paso y dejando que la mosca haga su trabajo al final de su recorrido".
 

  Streamers.-

Es la mosca ideal para usar en las partes hondas cuando no se ven insectos en el agua, o cuando se busca pescar las truchas grandes. Cuando a la trucha ya no le alcanza con los bocaditos que trae la corriente y quiere: ¡comida!, un pececillo o una páncora la pondrían más contenta y eso es precisamente lo que sugieren los "streamers". Definidos por los ingleses los "streamers" son señuelos, no moscas. De gran tamaño y "ruidosas", permiten explorar un pozón o un lago con eficacia y su manipuleo no requiere delicadeza aunque sí habilidad. Para pescar una trucha grande hay que usar una mosca grande. La técnica dependerá de la profundidad y de la rapidez de la corriente. Si las aguas no son muy profundas, digamos que llegan a la cintura del pescador, y tampoco son muy veloces, se puede usar una línea de flote con un líder largo sin engrasar. Si no logramos la profundidad deseada pondremos una mosca lastrada y si aún así no lo logramos debemos cambiar a una línea cuya punta se hunda y un líder corto. Por lo general, se lanza desde la orilla, así que a caminar sin hacer ruido o vadear cuidadosamente para no exponerse a un desagradable y peligroso chapuzón. En el caso de encontrarnos con aguas profundas y veloces hay que recurrir a las líneas "shooting taper", con las que se logran largas distancias y buenas pro- fundidades. Las hay de distintas densidades y se utiliza un líder corto para mantener el "streamer" cerca del fondo. La estrategia es en este caso verdaderamente sencilla: elegimos un blanco situado a unos treinta grados aguas abajo de la posición en que nos encontramos, y se lanza la mosca hacia la orilla opuesta, ligeramente aguas arriba. De este modo habremos permitido que la mosca gane cierta profundidad para cuando llegue a nuestro blanco. Para que la mosca no sea arrastrada, se ejecutan un par de correciones (mend). Una vez alcanzada la posición que nos había- mos fijado hacemos que el streamer cruce el río recogiendo la línea a los tirones. Como no existe una receta, el cambio de velocidad (cantidad de línea que recogemos en cada tirón) o la incorporación de pausas son las variables que nos conectarán con el éxito. Cuando la mosca está a unos tres metros de la caña levantamos y volvemos a tirar al mismo lugar, pero no más de tres veces ya que son moscas ruidosas y si no lograron motivar a un pez, es porque no hay o no están interesados. Al recoger la línea conviene siempre apuntar la caña hacia abajo, para que el pez tire de la línea cuando "pica" y no de la caña ya que el tirón es violento.
 

"Para pescar una trucha grande hay que usar una mosca grande".














"La estrategia es en este caso verdaderamente sencilla: elegimos un blanco situado a unos treinta grados aguas abajo de la posición en que nos encontramos, y se lanza la mosca hacia la orilla opuesta, ligeramente aguas" arriba.
 










 

Si desea participar de esta publicación con un artículo o relevamiento, dirigirse al mail que figura debajo,
para consultas escribir a:

wrivers_magazine@yahoo.com.ar